Alumnos del IES Siete Palmas en el Centro de Arte La Regenta

  • Posted on: 8 December 2016
  • By: directiva

Los alumnos de 2º de la ESO del IES Siete Palmas han visitado la exposición “Todo lo que fluye”, del artista y arquitecto Félix Juan Bordes, en el Centro de Arte La Regenta, ubicado en la capital grancanaria. Los estudiantes pudieron experimentar un primer acercamiento al arte a través de esta cita con la pintura. El objetivo de esta actividad educativa, enmarcada en la materia Prácticas Comunicativas y Creativas, era la recepción de los sentimientos y emociones que emanan de las diferentes técnicas artísticas empleadas por el autor de la muestra, que pudieron comprobar in situ a través de la detenida observación de piezas de gran formato. Aprendieron que no existe una única interpretación, que un cuadro abstracto puede tener diferentes significados dependiendo de quién lo mira y de cómo lo mira. Y que detrás de esa abstracción, trabajada desde la imprimación de color y materia en el espacio, se esconden las diferentes texturas que Félix Juan Bordes plasmó en sus coloridas y surrealistas creaciones. En definitiva, una exposición que trasladó a nuestros alumnos a un mundo etéreo, en el que la unión de una forma de expresión -la pintura- se alía con las emociones y sentimientos para despertar un acercamiento al hecho artístico.

Compartir: 

Los más altos de España

  • Posted on: 29 November 2016
  • By: directiva

Los pasados 18 y 19 de noviembre un grupo de 13 alumnos de 2º de Bachillerato y 2 profesores, Alejandro y David, apoyados por 2 monitores, Quim y Rosendo, subimos al punto más elevado de España.

 

El reto comenzó en Montaña Blanca desde donde emprendimos el ascenso en dirección al refugio. El primer tramo era relativamente asequible pero ya se empezaba a notar la altitud, más de 2.000 m. Tras una parada para repostar en la base del Teide, un estratovolcán que es patrimonio de la humanidad, comenzó de verdad el reto.

 

El paisaje era espectacular y la pendiente también, las fuerzas fallaban y el ánimo flaqueaba pero ayudándonos entre todos, llegamos, oscureciendo, al refugio de Altavista, a 3.260 m de altitud.

 

Allí descansamos, cenamos una pasta excelente y a dormir prontito porque la diana era a las 5:30, todo por ver el amanecer, que era a las 7:20, desde una atalaya privilegiada. De todas formas, algunos se permitieron el lujo de disfrutar de la maravillosa visión del cielo estrellado. Tras un descanso reparador, tomamos algo ligero, nos abrigamos y rumbo a la cima, nos quedaba por subir 458 m.

 

Hacía frío, 0º, pero la ausencia de viento nos hizo más llevadero el tiempo. Este último tramo es duro pero la meta está cerca y el corazón, que ya se ve en la cima, tira del resto del cuerpo. Llegando al pico las rocas, revestidas de blanco por el hielo que las recubría, y las fumarolas de azufre dibujaban un paisaje mágico. Y por fin, la cima, 3.718 m. La emoción es muy grande, objetivo conseguido. Magec salió puntual por el este, aunque la escasa visibilidad nos impidió ver Gran Canaria y otras islas aunque sí pudimos disfrutar de la piramidal sombra del Teide.

 

Tras inmortalizar con muchas fotos el momento tocaba bajar, pero con ganas de nuevas experiencias, decidimos hacerlo en el teleférico, fueron solo unos minutos pero muy vibrantes. Ya abajo, nos relajamos y disfrutamos de la gama de colores que nos ofrecía las Cañadas como regalo al esfuerzo realizado.

Compartir: 

Pages