NUEVO:

- Calendario del curso publicado (acceder en la barra lateral derecha)

- Matrícula. Ya puedes realizar el paso 3: MATRÍCULA OFICIAL, SOLO PARA LA ESO.

El tesoro que nos rodea

Un grupo de alumnas y alumnos de 4º de la ESO realizó el 23 de Enero una excursión por los alrededores del centro con el objetivo de conocer los tesoros que nos rodean. Dicha actividad está vinculada al fomento del patrimonio canario y más concretamente a un proyecto denominado “Los tesoros que nos rodean”. A esta excursión asistieron también los profesores  Pilar Camacho, Etelina Sicilia y David Pérez.

    A las 9 emprendimos la marcha desde el mismo instituto, bordeando el parque Juan Pablo y dirigiéndonos de esa manera a un relicto de vegetación que milagrosamente pervive en Siete Palmas con especies como la tabaiba, el cardón, el verode y la aulaga.

    A continuación nos dirigimos a un elemento etnográfico muy interesante, el arco de Cuesta Blanca. Tras volver sobre nuestros pasos fuimos tras las huellas de las palmas o palmeras que dan nombre al barrio. El origen del nombre de Siete Palmas fueron las siete palmeras que se situaban junto al cementerio, de la que solo queda una en pie.

            En Lomo bravo, una atalaya situada junto a Siete Palmas, disfrutamos de una panorámica de una buena parte de la isla. Luego emprendimos una divertida bajada (aunque algunos se quejaran) hacia una joya que está enterrada bajo la circunvalación. En este espacio, ahora verde por las lluvias, tuvimos la oportunidad de visitar la ermita de San Antonio Abad. También observamos los restos de la finca de las Perreras, un bien etnográfico casi abandonado testigo mudo de la actividad económica que caracterizaba a Canarias hace no tanto tiempo.

    Solo nos quedaba la última etapa, nos esperaba, en Las Perreras la finca de la familia Pérez Rodríguez, un reducto de la actividad agraria de otros tiempos. Uno de sus miembros, que nació un poquito más abajo, nos contó lo que tenía en un terreno que sigue cultivando y cuidando con mucho cariño. Algunos de nosotros tuvimos la oportunidad de coger papas, dándonos cuenta del cansancio que esto supone.

   Tras esta última parada sobre la una de la tarde emprendimos la vuelta al instituto, desde luego sabiendo mucho más que a la ida. Pues el patrimonio no está sólo para verlo de manera teórica, sino para conocerlo, verlo, recorrerlo y por supuesto disfrutarlo.

Mariel García Fleitas

Si quieres saber un poquito más y ver la versión extendida de este artículo puedes hacerlo en: https://patrimoniosietepalmas.blogspot.com.es/

Compartir: